lunes, 28 de febrero de 2011

Cariño, se acabó eso de comerte el...

Ya no me dejan ir a 120, ni fumar en los bares, hace ya tiempo que se acabó zamparme unos bollos por aquello de los trigliceridos y el colesterol, ni cañita de cerveza ni copichuela de tinto. Adiós al carajillo, al anisete y a comerte el coño, cariño


Todo lo que te digo es malo para mi salud, pero hacermelo contigo me puede producir cáncer. Adiós a descender a tu entrepierna, al vértigo, al calentito pa' mis orejas. Adiós al brillo de tu oro, tu incienso, tu mirra. Adiós a atragantarme... de sabor a miel.


4 comentarios:

Drea dijo...

como pensemos en las consecuencias que tienen las cosas, ni siquiera bajaríamos las escaleras por si nos resbalamos, nos caemos y nos hacemos una fractura de cúbito.

Raúl-flakillo dijo...

pues yooo creo que por si acaso no votaré a un partido mayoritario....

pixel dijo...

Qué suertudo Pepito, es un tanto directo y brusco pero se sale con la suya y yo por preguntar a qué te dedicas ya me ponen cara de perro, jo, como para saltar por ahí...

alkistes dijo...

No me seas taliban eh?, las cosas tienen un limite (aparte del impuesto, claro)

linkwithin

Related Posts with Thumbnails