sábado, 5 de enero de 2008

El Accidente.

Estos ultimos meses ando con el coche pa'rriba pa'bajo. No hago muchas horas al volante, pero sí a horas punta, medio dormido a las 06:00 y a las 20:00 por la fatiga del final del día.

Veo muchas perrerías al volante al cabo del día. Muchas maniobras de las que le relato a Magim en un comentario a su entrada de No podemos conducir por ti.

Ayer sufrí dos: la típica del BMW que se te cruza por delante justo antes de que se le pase la salida de la Autopista y la del que se integra a la autovía, sin acelerar, sin señalizar, buscando el encendedor, etc... El típico que casi te tragas. Todo para volver a salir en la siguiente. Muy listos los dos.

Así que empecé a hacer numeros y cábalas mentales y concluí que solo por estadística a mi un día me toca que un gilipollas me lleve por delante.

Les dejo un par de fotos mal hechas. Corresponden a un accidente, sin consecuecias graves, ocurrido sobre las 07:30 - 8:00 de la mañana. La carretera es de cuatro carriles, amplios, muy buena visibilidad y velocidad limitada a 80 km/h. ¿Me pueden explicar cómo se hace para poner un coche casí mirando pa'trás a primera hora de la mañana?

4 comentarios:

Drea dijo...

Pues una de dos, o iba de empalme o se acababa de levantar y aún no se había despertado. Bienvenido a mi mundo. Todas las mañanas en el primer tramo Cáceres-Mérida. Limitado a 50 km/h en el primer tramo y la gente va a 100 km/h. Amos que digo yo que los que ponen las señales no son tontos. Eso sí, luego en el tramo de ir a 100 km/h te montan cola. No te has dado cuenta, además, de que se pueden catalogar los tipos de conductores según el coche. Aléjate de los Mondeo...

magin dijo...

Cierto. No todo se puede resumir en una única perspectiva. La realidad es que se abusa de la velocidad. No hay que ir a 200km/h para ser peligroso. Ir a 80km/h en ciudad es demencial.

Incluso cumpliendo los límites de velocidad también se puede ser un peligro, salir sin mirar, no poner los intermitentes, etc.

Pero también hay situaciones en las que cumpliendo toda la normativa la carretera no acompaña, mal peralte, baja adherencia, excesivos charcos. Es decir, mal diseño.

La gran mayoría de los accidentes se producen en la red de carreteras secundarias, donde la calidad de las mismas deja mucho que desear.

En conclusión, hay muchos factores, y se deberían arreglar todos, tanto en las conductas de los conductores como en la buena ejecución y conservación de las infraestructuras.

Un saludo

jorgogi dijo...

touché

jorgogi dijo...

mejorando el presente:
http://www.20minutos.es/noticia/339470/0/carnet/conducir/renovacion/

linkwithin

Related Posts with Thumbnails