sábado, 29 de diciembre de 2007

Torcal de Antequera.

A continuación una serie de imágenes de mi primer paseo rural despues de 9 meses de convalecencia a causa de un esguince de tobillo mal tratado, del cual aun renqueo. La sanidad pública es cojonuda, pero el Dr. Romero, el traumatólogo que me tocó a mi, es un HIJO DE PUTA de agárrate y no te menees. Es de los de la vieja escuela, de esos que para curar un esguince de Grado III, nada mejor que agua caliente con sal, palmaditas en la espalda y "en dos semanas estas corriendo chaval." Ea! Qué tio más majo...

Información del itinerario largo

El paraje dispone de dos itinerarios (el que nos interesa es el largo) a través de los cuales sumergirse en el laberíntico espacio que las formaciones rocosas enmarcan. Salirse de ellos es sin duda una invitacion a perderse, litelralmente. Así que si algún dia tienen tiempo y ganas, ya saben...

Cómo se forma un Karst

Entre foto y foto les meto el tostón de wikipedia ad hoc, que la verdad no es gran cosa, pero hoy me pillan sin ganas de digitalizar mucho sobre el teclado.

Me tengo que hacer con un parasol para el objetivo.

El Paraje Natural "Torcal de Antequera" es un paraje natural situado en el término municipal de Antequera, en la provincia de Málaga en Andalucía (España), famoso por las caprichosas formas que los diversos agentes erosivos han ido modelando en sus rocas calizas. Su extensión es de unos 20 kilómetros cuadrados. Representa una muestra del paisaje karstico de Europa.


Adivinen dónde está el bicho.

Sus orígenes se remontan al período Jurásico, más concretamente la Era Secundaria, es decir, hace unos 150 millones de años. Por aquel entonces la zona constituía un alargado pasillo marítimo que comunicaba, desde el Golfo de Cádiz hasta Alicante, los primitivos océano Atlántico y mar Mediterráneo. Fueron los Plegamientos Alpinos, en la Era Terciaria, los que provocaron que emergieran los sedimentos calizos depositados en el fondo de este brazo oceánico, dando lugar a sierras, cuyas cumbres adoptaron, con frecuencia, forma de "champiñón".

Adivinen dónde están los bichos.


No se obsesionen con las formas fálicas, y céntrense en la composición plástica, un poquito de por favor...

¿Les he dicho que me tengo que hacer con un parasol para el objetivo?


El Torcal está constituido por rocas calizas de tres tipos: oolíticas, brechoides y clásticas. Todas ellas tuvieron su origen en el fondo marino durante el periodo Jurásico, en el período comprendido entre 250 y 150 millones de años atrás. Los sedimentos acumulados en el fondo del mar se agregaban mediante la acción cementadora de las sales y precipitados de la disolución marina. Empujados por las fuerzas del plegamiento alpino emergieron hasta la superficie, conservando buena parte de su horizontalidad a pesar de haber ascendido más de 1.000 metros sobre el nivel de superficie de las aguas. Más tarde, una serie de fracturas generaron grietas (diaclasas) y sistemas de fallas que se entrecortan en ángulo recto (orientación NW-SE y NE-SW); la erosión y hundimiento de dichas grietas ha producido lo que llamamos hoy día callejones o "corredores". A partir de este momento el conjunto queda sometido a un proceso de erosión característico, el modelado cárstico. La gelifracción, o fractura de la roca por la acción de cuña que supone el agua que absorbe la roca y se hiela por la acción del frío, junto con la disolución diferencial de las distintas calizas por el efecto ácido del CO2 atmosférico presente en el agua de lluvia, han modelado multitud de formas en las rocas. En primer lugar hay que destacar la frecuencia de horizontalidad en los estratos de roca, hecho que no es habitual en las montañas calizas andaluzas. Esta horizontalidad queda acentuada con la erosión, apareciendo una disposición rítmica de los estratos generada por rotura diferencial al encontrarse alternadas calizas con distinta porosidad y capacidad de absorción de agua. Esta cuña de hielo ha esculpido singularidades rocosas, generando una completa colección de piezas naturales a las que se les pueden atribuir semejanzas con formas de la vida cotidiana (El Tornillo, simbolizado en el logotipo del Paraje, el sombrerillo, el adelantado, el ataúd, los prismáticos, el cáliz, el dado, etc.). Además, la disolución de las rocas a nivel superficial da lugar a lo que se conoce como lenar o lapiaz, terrenos rocosos donde es difícil el tránsito a pie.






Como todos los macizos calizos, el Torcal presenta una enorme riqueza en simas, cuevas y otras formas subterráneas, algunas de ellas de gran importancia histórica como la Cueva del Toro. Su origen se relaciona igualmente con procesos de disolución y ensanche de las calizas subterráneas por la acción del agua de lluvia.



...cazado...




Y ya, de regalo y para su solaz...

... Las Panorámicas:



6 comentarios:

Pasharati dijo...

Un post muy bonito y muy trabajado

jorgogi dijo...

se agradecen las palabras agradecidas :)

natura dijo...

Gracias por la explicación de cómo se formó el Torcal y las fotos! está muy currado!

Carlos Suárez Rodríguez dijo...

Me ha gustado lo delpoquito de por favor conlas formas fálicas¡¡
Buscando sobre este asunto te he localizado.
Felicidades por tu blog.
Te seguiré desde Canarias.
Saludos
Csuarez
www.canariashistoriasnaturales.blogspot.com

jorgogi dijo...

Bienvenido, Carlos y gracias. Cualquier cosa q necesites y este en mi mano...

Quizas tb te interese:
http://jorgogi.blogspot.com/2008/01/torcal-de-manilva.html

Me apunto tu blog ;)

Un saludo.

Jor Go dijo...

http://www.ocholeguas.com/2013/10/11/espana/1381491440.html

linkwithin

Related Posts with Thumbnails