miércoles, 28 de julio de 2010

A Base de Mierda.

Suena mal. Pero así es como funcionan los autobuses en la ciudad de Oslo. Desde septiembre del año pasado los habitantes de Oslo (¿cuál será el gentilicio....?) verán sus heces orientadas a producir metano y alimentar al transporte urbano.


LLegará un día en que subamos al bus y optemos por pagar en plástico (para entonces ya no habrá metálico -bueno, ya casi no lo hay-) o entrar en un pequeño WC al lado de la cabina del conductor y "pagar" el billete. Ver a un apurado con la manos en las posaderas corriendo hacia la parada del autobus es indicio de que hoy me "invitan" en el billete; a mi y a varios de la cola. Auguro un auge de las empresas de ambientadores y de novedosos sistemas de ventilación y/o extraccioón de olores (malos olores). Una epidemia de denge sería el fin de del transporte urbano o quizás la solución energética en muchos países. :P

2 comentarios:

FHNavarro dijo...

Oslenses, y si me apuras, Osleños ;)

Autobuses de mierda, eso sí que es reciclar.

Un saludo

Drea dijo...

Ya había leído que las heces producen verdadera energía, pues yo que quieres que se diga, eso se encuentra en todas partes. Mira hasta dónde se llegó en "el juego de Bender", la tercera película de futurama, con la caquita de mordisquitos...

linkwithin

Related Posts with Thumbnails